,

Sillas de playa: Las mejores de 2020

A medida que los días van siendo más largos y empieza a hacer más calor, es normal que cualquiera piense en sus vacaciones y se visualice tomando el sol en la playa. Justo en ese momento, surge la necesidad de comenzar a planear la época del año más deseada por muchos, el verano.

Si en nuestras vacaciones optamos por pasar una temporada en nuestra playa favorita, no debemos olvidar hacernos con una silla de playa. Gracias a éstas, podemos disfrutar al máximo del tiempo que pasemos en la playa, en especial si eres de los que prefiere evitar terminar lleno de arena.

Si estás leyendo este artículo, lo más probable es que estés planeando tus próximas vacaciones en la playa y quieras comprar una silla para hacer que tu experiencia sea más agradable. ¡Sigue leyendo y te ayudaremos a elegir la mejor!

Sillas de playa, lo que debes saber

Aunque pueda parecer un producto sin importancia, existe una gran diferencia entre ir a la playa con una silla de playa y sin ella. Incluso existen personas que se negarían a ir a la playa sin este objeto, especialmente por el hecho de terminar lleno de arena.

Las sillas de playa aportan una gran comodidad y hacen que la experiencia de ir a la playa sea mucho más agradable. Por esta razón, son uno de los artículos más vendidos del verano.

A la hora de elegir la silla de playa más adecuada, es importante tener en cuenta aspectos como el tipo, tamaño, material o extras que incluya.

Las mejores sillas de playa de 2020

En la actualidad, existe una gran variedad de sillas de playa entre las que elegir. Aunque todas son cómodas y están destinadas a ofrecer comodidad, en la variedad está el gusto. Antes de empezar a profundizar en los diferentes aspectos, queremos mostrarte las mejores sillas de playa del mercado para ayudarte a elegir la que mejor se adapte a tus necesidades.

La silla de playa plegable mejor valorada

la silla de playa mejor valorada

Esta silla de playa plegable de la marca Aktive Beach está fabricada en aluminio y textileno. Está diseñada para usarla en el exterior y es impermeable y resistente a la intemperie.

Ofrece cinco posiciones diferentes para ofrecer la máxima comodidad y una postura óptima. La posición se ajusta fácilmente a través de los reposabrazos ergonómicos.

Ocupa muy poco espacio, ya que es totalmente plegable y se transforma en mochila, facilitando su transporte.

Además, incorpora un cojín móvil que aporta mayor comodidad y un bolsillo de red con cremallera ideal para guardar los objetos personales. Este modelo está disponible únicamente en un bonito color azul pastel.

VentajasDesventajas
Es resistente y totalmente plegable.Su precio es más elevado que otras sillas de playa similares.
El cojín y el bolsillo de red que trae incorporados resultan muy prácticos.Algunos compradores comentan que al principio cuesta un poco plegar y cambiarla de posición.

Link producto

La silla de playa más vendida

La silla de playa más vendida

Esta silla de playa de aluminio es totalmente plegable y muy adecuada para su uso al exterior. Al ser de aluminio es ligera pero a la vez muy resistente, soportando hasta 100 kg. Es una silla baja y el asiento tiene una altura de 21 cm.

El respaldo se puede ajustar en cinco posiciones diferentes según la preferencia de cada persona. Además, tiene un cojín móvil que la hace más cómoda.

Se puede transportar de forma muy fácil gracias a las asas que trae incorporadas. Este modelo está disponible en varios colores: azul claro, azul marino, beige, rojo y marinero (líneas blancas y azules).

VentajasDesventajas
Es resistente y ligera.Algunos compradores comentan que cuesta un poco cambiar el respaldo de posición.
El cojín y las asas para transportarla la convierten en una gran opción.Al ser baja, no resulta recomendable para personas mayores.

Link producto

La silla de playa con patas más altas mejor valorada

La silla de playa con patas más altas mejor valorada

Esta silla de playa plegable de la marca Lola Home es más alta que las anteriores, lo que hace que sea una excelente opción para las personas de edad más avanzada. Está fabricada con aluminio y textileno, materiales que aportan una gran resistencia y durabilidad.

Trae incorporada una almohada en la parte superior del respaldo para ofrecer el máximo confort. El respaldo permite hasta cinco opciones diferentes de posición para ajustarla según cada necesidad.

Para facilitar su transporte, cuenta con unas asas muy útiles. La silla está disponible en ocho colores diferentes: aguamarina, azul, azul y blanco, coral, coral punto de cruz, rosa, rosa y blanco y rosa y violeta.

VentajasDesventajas
Es muy resistente y ligera.Algunos compradores comentan que la tela es demasiado fina y puede desgastarse con uso continuado.
Las casas facilitan mucho el transporte y prácticamente no se nota que estamos transportando algo.

Link producto

La mejor silla de playa en calidad – precio

La mejor silla de playa en calidad - precio

La silla de playa de aluminio de la marca Hanking Planet es muy ligera y fácil de plegar. Cómo está fabricada en aluminio, es muy resistente y puede soportar hasta 100 kg de peso.

Resulta ideal para llevarla a la playa o usarla en cualquier actividad exterior, ya que resiste ante cualquier adversidad meteorológica y es totalmente impermeable.

Esta silla de playa es totalmente plegable y fácil de transportar. El gran inconveniente de este modelo es que el respaldo no es reclinable, por lo que sólo se mantiene recto y en una única posición. La encontramos en color azul y marrón.

VentajasDesventajas
Esta silla de playa fabricada en aluminio resulta muy resistente y ligera.El respaldo no se puede reclinar, por lo que su uso no es tan flexible como el de los modelos anteriores.
Es totalmente plegable y fácil de transportar.

Link producto

Sillas de playa: Guía de compra

En la sección anterior, te hemos presentado algunas de las mejores sillas de playa disponibles actualmente en el mercado. Aunque ya tendrás más claro cuál comprar, seguiremos ahondando en el tema para resolver cualquier pregunta que puedas tener y ayudarte a elegir el modelo más adecuado según tus necesidades.

guia comprar mejores sillas de playa

¿Por qué deberías usar una silla de playa?

Seguramente ya habrás usado una silla de playa antes y sabrás que son muchas las ventajas que ofrecen.

Generalmente, las sillas de playa son muy cómodas y permiten que podamos disfrutar más de nuestro día en la playa y que la experiencia sea mucho más agradable. Gracias a ellas, no terminaremos nuestro día en la playa salpicados de arena.

Además, la mayoría de sillas de playa son reclinables, permitiéndonos encontrar la postura que nos resulte más cómoda. Suelen estar fabricadas de materiales ligeros como el aluminio y son plegables, por lo que es muy fácil de transportar.

Teniendo en cuenta que es un producto que vamos a usar durante varios años resultan bastante económicas.

¿Qué tipos de sillas de playa hay?

Como ya hemos visto anteriormente, existe una gran variedad de modelos de sillas de playa que se adaptan a todo tipo de necesidades. Si tuviéramos que hacer una división, podemos distinguir entre sillas de playa plegables y sillas de playa inflables.

Sillas de playa plegables: La mayoría de sillas de playa que encontramos en el mercado corresponden a este tipo. Es el modelo tradicional, con reposabrazos, una altura mayor o menor y normalmente el respaldo es reclinable, permitiendo ajustar la posición. Suelen ser bastante ligeras y fáciles de transportar.

Sillas de playa inflables: Este tipo de sillas se ha vuelto muy popular en los últimos años. Resultan muy cómodas y fáciles de transportar. Su funcionamiento consigue que se inflan al colocarlas en contra del viento y automáticamente queda lista para su uso.

¿En qué material pueden estar hechas las sillas de playa?

Las sillas de playa están fabricadas a partir de materiales resistentes como el aluminio, el acero inoxidable y el textileno. Además de resistentes, estos materiales son ligeros, por lo que harán que la silla sea fácil de transportar.

La comodidad de la silla de playa está directamente relacionada con la calidad de los materiales que la componen. Por ejemplo, si una silla resultará muy pesada, casi no la sacaremos de casa. Además, los materiales resistentes permitirán que podamos usar la silla durante varios años.

¿Cómo limpiar una silla de playa para que me dure tiempo?

Aunque solamente usaremos las sillas de playa en verano, es muy importante cuidarlas para que nos duren varios años. Si no le hacemos el mantenimiento adecuado, probablemente el próximo año tendremos que deshacernos de ella y comprar una nueva.

Para evitar que esto ocurra, te recomendamos limpiarlas después de cada uso, eliminando cualquier resto de arena y suciedad. Cuando termine la temporada de verano y vayamos a guardarlas hasta las próximas vacaciones, es fundamental asegurarnos que estén en las mejores condiciones y listas para la próxima vez que las usemos.

También debemos tener en cuenta que guardamos las sillas completamente secas después de limpiarlas, ya que la humedad puede provocar que los materiales se oxiden y que se estropeen con el tiempo.

Una vez que vayamos a guardarlas hasta la próxima temporada, resulta recomendable cubrirlas con una bolsa de plástico o alguna tela para resguardarlas del polvo, suciedad, humedad o cualquier otro agente externo que pudiera dañarlas.

Factores a tener en cuenta para comprar una silla de playa

Ahora que ya conoces lo principal sobre las sillas de playa, probablemente te preguntarás cómo elegir la más adecuada. A continuación, te contaremos algunos de los factores a tener en cuenta a la hora de comprar una silla de playa.

factores para comprar silla de playa

¿Voy a tomar el sol o leer un libro y comer?

Lo primero es tener claro el uso que le vamos a dar, que dependerá sobre todo del tipo de vacaciones que vayamos a tener. Está claro que el propósito final de una silla de playa es el mismo pero existe una diferencia entre alojarse en primera línea de playa que tener que usar el coche u otro medio de transporte para el desplazamiento.

Si vamos caminando a la playa, es importante que la silla sea ligera y fácil de transportar. Si optamos por una silla demasiado grande y pesada, terminará dándonos pereza sacarla a la calle. Si usamos el coche, el tema de transporte no será tanto problema.

Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de elegir una silla de playa es el tipo de actividad que vamos a realizar. Si queremos tumbarnos en la playa y relajarnos mientras lo tomamos mejor, lo mejor será comprar una silla de baja altura y reclinable, que nos permita inclinar el respaldo para este propósito. En cambio, si lo que queremos es leer, compartir con nuestra familia y comer, nos resultará más útil una silla de mayor altura, sin ser necesario que el respaldo sea reclinable, aunque la mayoría de modelos ofrecen esta característica.

Las sillas inflables se pueden usar tanto en el agua como en la arena y también resultan ideal para tumbarse y tomar el sol.

¿Voy a secarme sentada en la silla de playa?

Otro factor muy importante a tener en cuenta son los materiales con los que está fabricada la silla de playa. Como ya hemos visto antes, los materiales más utilizados en su fabricación son el textilene (tela), el aluminio y el acero inoxidable. También se usa el plástico para los reposabrazos y alguna otra parte de la estructura de la silla.

En general, estos materiales son resistentes y ligeros a la vez. Normalmente, soportan un peso de hasta 100 kg y resistente bien al calor y a la humedad.

Es recomendable elegir una silla de playa de mejor calidad, ya que así nos aseguramos de que dure varios años y no tendremos que comprar otra al cabo de un tiempo.

¿Qué tamaño y qué peso tiene la silla de playa?

Una vez hemos definido el tipo de silla de playa que necesitamos y los materiales que más nos acomodan, debemos fijarnos en las dimensiones y en el peso. Dado que es un objeto destinado a aportar comodidad, estos últimos tienen gran relevancia.

La silla debe ser de un tamaño adecuado para que podamos sentarnos de forma cómoda, teniendo en cuenta que no sea demasiado grande para transportarla con facilidad. El peso de la silla es otro aspecto más a considerar. Si vamos a transportarla de forma habitual será mucho mejor que la silla no sea tan pesada.

Además, del peso de la propia silla, hay que tener en cuenta el peso que ésta pueda soportar, que guarda directamente relación con la calidad de los materiales en los que está fabricada. Normalmente, la mayoría de modelos pueden soportar hasta 100 kg de peso.

¿Qué altura tiene la silla de playa?

Como ya hemos visto, cuando pensamos en adquirir una silla de playa, es importante saber qué utilidad le vamos a dar y la altura depende directamente de esto. Si lo que buscamos es tumbarnos para tomar el sol, será más conveniente comprar una silla de playa baja y reclinable.

En cambio, si la queremos para comer, será mejor comprar una de mayor altura. En el caso de las personas de edad avanzada, las sillas de playa altas resultan más recomendables, ya que al tener una mayor altura no les supondrá tanto esfuerzo sentarse y levantarse de la silla.

¿Cómo se transporta?

El transporte está muy relacionado con el tamaño y el peso de la silla. Como es un objeto que vamos a llevar a la playa cada día, la idea es que sea lo más fácil de transportar posible. Cuanto más ligera y menos espacio ocupe, nos resultará mucho más cómodo transportarla.

Algunos modelos cuentan con asas que facilitan el transporte. Además, ten en cuenta que si tienes que desplazarte caminando a la playa cada día, si la silla es muy pesada puede que te de pereza llevarla.

¿Cuánto peso soporta la silla de playa?

El peso que soporta una silla está muy relacionado con la calidad de los materiales en los que está fabricada, los cuales deben ser resistentes. Generalmente, la mayoría de modelos aguantan hasta 100 kg.

Evidentemente, si la cargamos demasiado corremos el riesgo de que se desgaste más rápido y que se estropee.

¿Qué complementos tiene la silla de playa?

Aunque todas las sillas de playa están diseñadas para hacer más agradable nuestra experiencia en la playa y permitirnos disfrutar al máximo, algunas traen incorporados algunos complementos para que ésta sea aún más cómoda.

Podemos encontrar complementos como cojines, almohadas, asas que facilitan el transporte, bolsillos para guardar objetos personales, sombrillas, espacio para bebidas, etc. Todos ellos resultan muy prácticos, útiles y cumplen con su función de ofrecer más confort y mejorar la experiencia.

El hecho de que una silla de playa cuente con alguno o varios de estos complementos no deja de ser un hecho diferenciador que nos motivará a tomar nuestra decisión de compra.

Resumen final

Las sillas de playa son uno de los elementos imprescindibles del verano, sobre todo para cualquier tipo de vacaciones en el mar. Como hemos comentado, la silla de playa hará que nuestra experiencia en la playa sea mucho más placentera.

Actualmente, en el mercado hay opciones para todos los gustos y necesidades. Con el paso de los años, las sillas de playa son más ligeras, ocupan menos espacio e incorporan complementos que las hacen más prácticas. Ahora incluso existen modelos inflables que podemos meter dentro del agua.

Si te ha gustado este artículo, compártelo en tus redes sociales. También puedes dejarnos un comentario y estaremos encantados de responder tus dudas. ¡Hasta pronto!

About Ratedfy

Deja un comentario

Previous

Ventilador de Torre: Los mejores del 2020

Power bank solares: Los mejores de 2020

Next